02/12/2015 | IAL
“La tolerancia de las plantas al estrés es parte de su evolución”
Así lo expresó el Dr. Néstor Carrillo en el IAL, donde dictó un seminario. Entre otros temas, se refirió a la controversia sobre transgénicos.
carillo
Foto: Alberto Perezlindo, CONICET Santa Fe.

 

Así lo expresó el Dr. Néstor Carrillo* en el Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (IAL/UNL/Conicet), de Santa Fe, donde tiempo atrás dictó un seminario. Entre otros temas, se refirió a la controversia sobre transgénicos.

“Este tema sobre el cual expuse describe la identificación y el uso de una proteína que se encuentra en microorganismos como un elemento para aumentar la tolerancia de las plantas a situaciones ambientales adversas -altas temperaturas, heladas, sequía, exceso de luz, entre otras-, respuestas que son de naturaleza bioquímica. Tales microorganismos, de donde identificamos elementos que tenían que ver con la tolerancia a estrés, son los antepasados evolutivos de las plantas actuales. Es decir, las plantas derivan de estos microorganismos, pero algunos genes que ayudaron a estos microorganismos a sobrevivir en condiciones ambientales adversas, se perdieron a lo largo del camino evolutivo”, contó.

¿Hubo una pregunta básica?

Sí, buscamos identificar esta proteína que funciona en el microorganismo y la reintrodujimos en la planta para ver qué ocurría. Tuvimos suerte y estas plantas mostraron tolerancia aumentada a un cierto número de situaciones ambientales adversas que tienen valor agronómico. Por ejemplo: deficiencia de agua, heladas, altas temperaturas combinadas con sequía, y más. En términos generales, estas plantas funcionan mejor.

¿Qué significa esto?

Que están más saludables, las hojas son más saludables y fijan mejor el carbono y esto se traduce en los productos que finalmente consumimos: semillas, frutos, tubérculos, etc. Y desde el punto de vista científico pudimos probar una idea  que nos permitió proyectarnos hacia el sector productivo, patentar y en última instancia licenciar este descubrimiento a empresas de alta tecnología.

¿De qué cultivos estamos hablando?

En nuestro caso, los sistemas modelo de plantas son mostaza y tabaco. La mostaza tiene poco valor comercial y el tabaco mucho más, pero muy mala prensa. Después, a través de los contactos que establecimos y de las patentes que se hicieron, se transformaron muchos otros cultivos; algunos funcionaron mejor y otros peor. Los que han tenido más éxito son arroz, remolacha y caña. Hoy, estamos trabajando con papa, que es algo muy prometedor pero está en un estadío posterior, y con colza. Pero a esta altura hay muchos cultivos transformados por otros grupos y personas, incluyendo soja, maíz, alfalfa. Nuestro grupo solo ha transformado tabaco y tenemos para trabajar cebada y papa, que nos han facilitado otros laboratorios.

Transgénicos

“Creo que nos debemos un debate crítico porque considero que hay una parte de razón en todos los actores. A mí me parece que en un país como el nuestro, donde los recursos naturales son tan importantes y una fuente potencial de nuestro desarrollo, cerrarnos a un desarrollo biotecnológico porque tiene riesgos no es una buena política. Todo desarrollo tecnológico tiene sus riesgos. Y no es la alternativa volver a los árboles y a la Edad del Bronce, por un lado, o venderse a Monsanto, por el otro”.

(*) Investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet)en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario -Conicet/UNR- y docente en la UNR. Por el Lic. Enrique A. Rabe (ÁCS/Conicet Santa Fe).

Imágenes
cerrar
Últimas entradas
16/10/2018
8 y 9 de NOVIEMBRE / Predio CONICET Santa Fe / Dirigido a estudiantes de Biología, Veterinaria, carreras afines y público en general.
11/10/2018
VIERNES 26 OCTUBRE / 14:30 a 19:30 / Salón de Actos Corte Suprema de Justicia / Libre y gratuito pero requiere inscripción previa.
11/10/2018
Es doctora en Geología e Investigadora Independiente del CONICET.
11/10/2018
El CONICET Santa Fe llama a concurso para desempeñarse en el Laboratorio de investigación y desarrollo en el INGAR. Fecha de cierre: 02 de noviembre.
10/10/2018
Los participantes ya comenzaron la construcción de los equipos que se presentarán en las jornadas de cierre, el 7 y 8 de noviembre.