17/10/2014 | IFIS Litoral
De nanociencia y grafeno
El mes pasado, disertó en un seminario del Instituto de Física del Litoral (IFIS Litoral/CONICET/UNL), de nuestra ciudad.
grafeno ifis
Foto: CONICET Santa Fe/ Alberto Perezlindo

 

El Dr. Amadeo López Vázquez de Parga, físico español, se desempeña en la Universidad Autónoma de Madrid -en el Departamento de Física de la Materia Condensada- y en el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Nanociencia. El mes pasado, disertó* en un seminario del Instituto de Física del Litoral (IFIS Litoral/CONICET/UNL), de nuestra ciudad.

¿Qué debemos entender por Nanociencia?

La nanociencia es el estudio de los materiales a nivel atómico o molecular pero siendo capaz de estudiar los átomos de forma individual.

¿En qué objetos de uso cotidiano está presente?

Los dispositivos que forman un celular o una computadora están hechos por películas muy delgadas –de pocos átomos de espesor- y apilando distintos tipos de materiales se permite que el dispositivo funcione. Luego, cualquier aparato electrónico tiene que ver con lo que nosotros estudiamos.

¿Cuál es el estado de la Nanociencia en Europa, y en España en particular?

Europa lleva muchísimos años invirtiendo dinero y dicha inversión se mantiene. En España se ha hecho durante unos años, pero ahora, a raíz de la crisis, se ha reducido bastante. No obstante, es uno de los puntales de la investigación en el continente.

¿Cómo afecta la crisis a la ciencia y a las universidades españolas?

Al sistema público de investigación que incluye a las universidades y el CSIC, equivalente al Conicet argentino, lo ha afectado gravemente, ya que se ha parado la contratación de personal público. Por lo tanto, hay una generación de gente que se ha formado, que ha cumplido con todos los requisitos, y ahora se encuentra con que no tiene posibilidad de acceso al sistema. Y desde el punto de vista del dinero para investigación, ha habido recortes del orden del 50 por ciento, lo cual ha supuesto un gran freno a todas las actividades y que se abra una diferencia importante con países como Alemania, Francia e Inglaterra.

¿Qué es el grafeno y a qué se debe su auge en esta última década?

El grafeno es una capa atómica de átomos de carbono que están organizados como una malla, de forma similar a las que se utilizan para cerrar los gallineros. El auge se debe a que por primera vez hubo capacidad para estabilizar una sola capa atómica de este material con nuevas propiedades, y eso les valió a Geim y Novoselov el Premio Nobel de Física en 2010. El grafeno tiene propiedades estructurales espectaculares porque los enlaces entre los átomos de carbono son extremadamente fuertes pero, a su vez, flexibles, porque es una sola capa atómica. Debido a su simetría tiene propiedades electrónicas no vistas en otro material, y la combinación de ambas mecánicas y electrónicas involucra muchos campos de la Física.

¿Cuáles son las aplicaciones más importantes?

Entre otras, la transmisión de muy alta frecuencia. Los electrones del grafeno permiten transmitir señales de muy alta frecuencia (SMA) sin disipar prácticamente calor, lo que no ocurre, por ejemplo, con el silicio -por eso la computadora se calienta-. Para mejorar la seguridad vial, las SMA están comenzando a usarse en los paragolpes de los autos -miden la distancia con el auto que va delante-.

(*) Tema: Funcionalización de grafeno epitaxial mediante intercalación o adsorción. Entrevistó: Lic. Enrique A. Rabe (ÁCS/CONICET Santa Fe).

Imágenes
cerrar
Últimas entradas
14/08/2018
Luego de nueve años en la Universidad de Aalborg (Dinamarca), decidió volver a Oro Verde para continuar con su trabajo en investigación.
13/08/2018
Investigadores/as, becarios/as y técnicos/as, preparan sus laboratorios, talleres y equipos para compartir experiencias científicas, jugar y aprender.
10/08/2018
Los Juegos Deportivos del CONICET tendrán su XI edición olímpica entre el 23 y el 26 de octubre, en Córdoba.
09/08/2018
Se designó a la Dra. Isabel Truffer como Directora del Instituto de Estudios Sociales.
07/08/2018
Se dirigen a Diputados y Senadores del Congreso de la Nación y a autoridades de CONICET Central.